Podrán anubarrarse los cielos,
podrán envolverse las noches en su largura,
que siempre se destaparán aclarando…
y en las noches volverán a titilar las estrellas,
las músicas perdurarán, volando anónimas,
más allá de las necedades, más allá de las miserias humanas y de sus escasas condiciones alcanzadas…

Arte liberador: ética liberadora, libertad para crear y crear para la libertad
Javier Peñoñori”